¿Por qué es imprescindible revisar la vista de tu hijo a partir de los 6 años?

Hace unos años la asociación Visión y Vida lanzó una campaña, a la que nos sumamos, bajo el nombre “ver para aprender”.

En ella se pretendía concienciar a la sociedad de la importancia de revisar la visión de los niños en edad escolar. Así que entrando en su web podías apuntarte a un centro óptico asociado para realizar un examen visual a tu hijo de manera gratuita.

Se calcula que uno de cada tres fracasos escolares tiene un problema de visión asociado!

La revisión se hace imprescindible a partir de los seis años que es cuando las demandas visuales aumentan considerablemente. Empiezan con la lectura y aumentan los periodos de fijación en visión próxima. Además comienza la secuencia, pizarra-cuaderno-cuaderno-pizarra para la que deberán desarrollar todo un conjunto de habilidades.

Que nuestros ojos nos permitan leer pasa por realizar de manera correcta una convergencia, los dos ojos deben dirigirse hacia un punto y sostener esa convergencia durante el tiempo requerido. A menudo nos encontramos niños que la saben realizar pero se fatigan tanto por algún problema latente que son incapaces de sostenerla y acaban por dejar de mirar el cuaderno y pasar a “buscar moscas”. Son esos niños que suelen despistarse. Otras veces nos encontramos niños con incapacidad para aguantar el ritmo enfoca- desenfoca que se necesita en clase al combinar la pizarra (lejos) con el libro (cerca). Y cuando llevan un rato, ven doble o borroso.

Os detallamos algunos síntomas o conductas del alumno en el aula que pueden hacernos sospechar:

  • No le gusta leer
  • Cuando lee se cansa fácilmente o se produce lagrimeo o enrojecimiento de los ojos.
  • Se salta palabras o líneas
  • Repite sílabas
  • Guiña o tapa un ojo
  • Gira la cabeza al leer
  • Tiene una velocidad lectora inferior a sus compañeros de clase
  • Dificultad en la comprensión lectora
  • Confunde sílabas. Lee “el” en lugar de “le”, “es” en lugar de “se”, etc.
  • Mejor comprensión oral que escrita
  • Se acerca mucho al papel
  • Dificultad para escribir en línea recta y de mantener el espacio entre letras y palabras
  • Excesiva lentitud al copiar de la pizarra
  • Poca memoria visual.

 

Es importante remarcar que ver bien no sólo es ver nítido. Hay muchas habilidades que forman parte de la visión. Motilidad ocular, visión del color, acomodación (lo que os hemos explicado del enfocar y desenfocar), binocularidad o la capacidad de que nuestros ojos trabajen simultáneamente y de manera coordinada para poder tener una visón en 3D, percepción visual, visión periférica, procesamiento de la información visual, atención visual sostenida, integración espacial (lateralidad,direccionalidad), integración motora,…

Asegúrate de que tu óptica dispone de un óptico-optometrista especializado para poder realizar un diagnóstico y tratar cualquier disfunción de este tipo.

 

Deixa un comentari

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *